El limón: repelente natural de mosquitos

Tener insectos en casa siempre es algo bastante molesto y,  sin duda, entre los peores insectos que pueden invadir tu día a día se encuentran los mosquitos. Si eres de los que prefiere los remedios naturales a probar cualquier producto más tóxico para la salud uno de los más efectivos a la hora de ahuyentar a los mosquitos es el limón. A continuación te enseñamos cómo usarlo:

mosq

 

-Limón y clavos de olor. Seguro que tu abuela tenía uno en la nevera. Pues no es uno de estos locos e infundados remedios caseros; realmente funciona. El método es sencillo, corta un limón por la mitad y clávale unos cuantos clavos de olor. Después deja el limón en tu mesilla. No se te acercará un mosquito en toda la noche.

-Pulverizador de limón. Necesitarás dos limones, medio litro de agua y una botella con spray pulverizador. Exprime los limones y mézclalos con el agua en la botella. Ya tienes tu repelente natural de mosquitos. Ahora sólo tienes que dar una vuelta por casa, rociando por todas partes. Aparte de espantar a los mosquitos tendrás un estupendo olor por toda la casa.

-Inciensos y velas. Mucha gente recurre a las velas o incienso con olor a limón. Es barato, sencillo y además aromatizará nuestro hogar con un delicioso y cítrico perfume. Suelen tener menos efectividad que el pulverizador de limón.

-Té de limón. No está fundamentado sobre ninguna evidencia científica, pero hay personas que afirman que beber un té de limón por la noche antes de ir a la cama les libra de la presencia de mosquitos. Máxime si impregnan un poco el pijama con su olor. Nosotros te recomendamos esto último, que es lo más efectivo sin duda.

-Cáscaras y zumo. Muchas personas han comentado que también les funciona si dejan unas cascaras de limón en su mesilla de noche. O aplicándose unas cuantas gotas de zumo de limón en muñecas y cuello.