Añade un toque diferente a tus limonadas

Seguro que en los meses más calurosos del año, y para muchos también en los fríos, una de vuestras bebidas favoritas es una buena limonada fresquita. Son fáciles de elaborar, baratas y gustan a toda la familia. Además nos permiten beneficiarnos de todas las propiedades que tiene el limón, que no son pocas (es fuente de vitaminas, calcio, hierro, magnesio, regula los ácidos estomacales y el PH…). Aunque sabemos que en cada casa hay una receta tradicional para elaborar la limonada, aquí os dejamos unas cuantas recomendaciones de ingredientes que podéis añadir para hacer de vuestra limonada algo nuevo y refrescante:

Customiza tus limonadas

 

  • Añade leche de coco, agua de coco y hojas de menta trituradas para darle un toque tropical a tu habitual limonada.

 

  • Si quieres algo con menos acidez que la limonada tradicional pero sin recurrir a grandes cantidades de azúcar puedes probar a añadir una rama de canela y, por raro que suene, una pizca de pimienta de cayena. Repetirás.

 

  • Puedes transformar tu limonada en un smoothie casero y sano si le añades arándanos y jarabe de vainilla. Lo ideal es usar la licuadora y picar también el hielo para darle el sabor y aspecto ideal. Por supuesto puedes usar cualquier fruta y el jarabe o aroma que prefieras, ¡las combinaciones son casi infinitas!

 

  • ¿El calor no te deja disfrutar de la tarde y has probado de todo para refrescarte pero no sirve? Añade un poco de jugo de sandía a tu limonada y adiós a la deshidratación y los sofocos.

 

  • Y, por último, si quieres transformar tu limonada en algo parecido a un cóctel, prueba a añadirle un chorrito de amargo de Angostura. ¡Ni que decir tiene que esta última sugerencia es sólo para adultos!